Chicago afloja. Argentina: sube el dólar blue y el MEP

La soja en Chicago baja hoy jueves después de haber tocado un máximo de siete meses en la sesión anterior, mientras que el maíz disminuye por tercer día consecutivo ya que los comerciantes balancearon los recientes daños por tormentas y el clima seco en el Medio Oeste versus perspectivas en general sólidas para los altos rendimientos esperados de la cosecha.

El trigo ahora trabaja en positivo, con expectativas crecientes de que la cosecha de Rusia mantendrá una fuerte competencia de exportación.

Los mercados de granos también esperaban las cifras semanales de exportación de Estados Unidos, así como cualquier anuncio adicional de venta, para ver si continuaba la fuerte demanda de China a pesar de las tensiones diplomáticas entre Washington y Beijing.

Las estimaciones de mayores rendimientos en partes del medio oeste de EE. UU. durante una gira de cultivos ampliamente seguida esta semana han pesado en el maíz, mientras que algunos pronósticos meteorológicos que apuntan a lluvias generalizadas en la próxima semana atenuaron la preocupación por la soja.

Sin embargo, los exploradores de las giras de cultivos observaron los efectos de una tormenta la semana pasada en Iowa, a la espera de una encuesta repetida del Departamento de Agricultura de los EE. UU.

«Será interesante ver lo que la encuesta de seguimiento del USDA en Iowa encuentra como superficie», dijo Nathan Cordier de la consultora Agritel.

«El mercado ya no se basa en el pronóstico de agosto del USDA para la producción de maíz».

El daño de la tormenta y el clima seco han generado dudas sobre los pronósticos de agosto del USDA que proyectan una cosecha récord de maíz y la segunda cosecha de soja más grande de la historia, pero aún se espera que los suministros sean abundantes.

«En general, Estados Unidos debería tener una cosecha decente, por lo que en el frente de la oferta no habrá problemas importantes», dijo un comerciante con sede en Singapur sobre la soja.

Tormenta Derecho y su impacto en los cultivos

CHICAGO, 19 ago (Reuters) – Una imagen más clara de los daños a los cultivos en el camino de la tormenta derecho de la semana pasada surgió el miércoles, cuando los buscadores de cultivos en una gira anual se apresuraron a atravesar tallos de maíz y campos de soja azotados por el viento en Illinois y Iowa. .

Los funcionarios de Iowa advirtieron el martes que gran parte de la cosecha en el camino de la tormenta del 10 de agosto no se recogerá. Unas 5.70 millones de hect{areas, o el 57% del área plantada de Iowa, se vieron afectados.

El maíz de Iowa es clave tanto para los mercados de productos básicos como para las cadenas mundiales de suministro de alimentos. Una gran pérdida en el estado de mayor crecimiento podría afectar un pronóstico nacional récord de maíz en un momento en que China está comprando más granos.

Aproximadamente el 52% de todo el maíz producido en Iowa crecía en tierras agrícolas afectadas por el derecho, según un análisis de Gro Intelligence de datos satelitales, ambientales y gubernamentales. En un escenario improbable, pero en el peor de los casos, en el que no se recupere nada del maíz, significaría la pérdida de alrededor de 3.50 millones de toneladas de maíz, según Gro, una empresa de datos agrícolas e inteligencia artificial.

Eso reduciría el pronóstico actual del Departamento de Agricultura de EE. UU. de que los agricultores de ese país cosechen un récord de 388 millones de toneladas de maíz este otoño.

Además, las condiciones de sequía también están estresando los cultivos en Iowa esta temporada de crecimiento, según los exploradores que inspeccionaron el oeste y el centro-norte de Iowa en el tercer día del Pro Farmer Midwest Crop Tour.

El último Monitor de sequía de EE. UU., elaborado por un consorcio de climatólogos, mostró que casi el 80% de Iowa estaba anormalmente seco el 11 de agosto y casi el 19% estaba en una «sequía severa».

Si bien partes del oeste de Iowa mostraron cosechas robustas de maíz y soja, algunos exploradores vieron una caída en el potencial de rendimiento de maíz en los condados del centro-oeste y el centro afectados por la sequía y los fuertes vientos.

El potencial de rendimiento de maíz promedió 102 quintales por hectárea en 8 paradas en los condados del centro-oeste de Iowa, por debajo del promedio de la gira de cultivo del año pasado en esas áreas de 121 qq/ha y el promedio de la gira de tres años de 123 qq/ha.

Una segunda etapa promedió el potencial de rendimiento de maíz en 105.26 qq/ha en cinco paradas en el centro de Iowa, también por debajo de los promedios del año pasado y de los tres años.

«Algo de esto se puede cosechar», dijo Sherman Newlin, un explorador de cultivos y granjero de Illinois. «Algo de esto, no podrás.»

Impulso a las exportaciones de trigo francés a China

PARÍS, 20 ago (Reuters) – La fuerte demanda china de trigo y cebada franceses continúa esta temporada debido a que la campaña de importación de granos por parte de China y su choque comercial con Australia brindan un impulso a las exportaciones de Francia después de una cosecha decepcionante, dijeron comerciantes y analistas.

Para el trigo, se cree que se reservaron alrededor de una docena de buques panamax para su envío a China durante la primera mitad de la temporada 2020/21 que comenzó en julio, lo que representa alrededor de 700.000 toneladas, dijeron los comerciantes, y algunos estimaron ventas de al menos un millón.

Hasta ahora, se han enviado o están a punto de cargarse unas 200.000 toneladas de trigo francés, según muestran los datos del puerto.

«La demanda china se mantiene dinámica al comienzo de la nueva temporada», dijo Nathan Cordier de la consultora Agritel.

«Afortunadamente, China está ahí porque no estamos exportando mucho trigo a otros lugares».

Si bien la reducción de la oferta francesa y los precios menos competitivos le cuestan ventas sustanciales en Argelia, su principal mercado extranjero, los importadores chinos no se han dejado intimidar hasta ahora.

Los comerciantes ven el apetito de China por el trigo francés vinculado a un impulso para cubrir una mayor parte de su cuota de importación de trigo tras un fallo de la Organización Mundial del Comercio, así como al deseo de diversificar el abastecimiento luego de disputas comerciales con proveedores de granos como Estados Unidos.

Sin embargo, un límite en las asignaciones de cuotas chinas y los suministros franceses no competitivos pueden mantener las exportaciones de trigo por debajo del volumen 2019/20 de alrededor de 1,6 millones de toneladas, dijeron los comerciantes.

En el caso de la cebada francesa, ya se han enviado o están a punto de cargarse casi 700.000 toneladas para China.

Incluyendo los cargamentos para envíos posteriores, los comerciantes fijan las ventas de cebada francesa al menos 1 millón de toneladas en la primera mitad de la temporada, en camino a igualar los 1,5 millones de la temporada pasada.

El anuncio de China en mayo de un arancel de importación prohibitivo para la cebada australiana ha desencadenado las ventas francesas tanto de cebada para piensos como de cebada para cerveza.

Sin embargo, las nuevas ventas se han desacelerado, con un repunte del euro que hace que la cebada francesa no sea competitiva frente a los suministros ucranianos o canadienses, dijeron comerciantes.

J&J planea probar su vacuna en 60.000 voluntarios

20 ago (Reuters) – Johnson & Johnson JNJ.N tiene como objetivo probar su vacuna experimental contra el coronavirus en hasta 60.000 voluntarios en un ensayo de última etapa programado para comenzar en septiembre, según una base de datos de ensayos clínicos del gobierno de EE. UU.

El ensayo se llevaría a cabo en casi 180 sitios en los Estados Unidos y otros países, incluidos Brasil y México, según la información publicada en Clinicaltrials.gov el 10 de agosto.

Los fabricantes de vacunas contra el coronavirus rivales, como Moderna Inc. y Pfizer, tienen como objetivo el reclutamiento de hasta 30.000 voluntarios para sus estudios de última etapa. J&J no respondió de inmediato a la solicitud de comentarios de Reuters.

Las acciones de la compañía subieron ligeramente el jueves, reduciendo sus pérdidas anteriores, después de que el Wall Street Journal informó por primera vez el tamaño de la prueba.

Reuters la semana pasada informó que el proyecto de vacuna contra el coronavirus de la administración Trump estaba reclutando científicos en Sudáfrica y América Latina para ayudar a probar posibles vacunas en ensayos clínicos respaldados por Estados Unidos.

Evaluación acuerdo Fase 1 entre China y EEUU

BEIJING, 20 de agosto (Reuters) – China y Estados Unidos acordaron mantener conversaciones comerciales «en los próximos días» para evaluar el progreso de su acuerdo comercial de fase 1 seis meses después de que entró en vigor en febrero, dijo el Ministerio de Comercio de China en Jueves.

El portavoz del ministerio, Gao Feng, hizo los comentarios en una sesión informativa semanal celebrada en línea, pero no dio más detalles.

Siguieron las declaraciones del martes del jefe de gabinete de la Casa Blanca, Mark Meadows, de que no estaban programadas nuevas conversaciones comerciales de alto nivel, aunque ambas partes estaban en contacto para implementar el acuerdo de la Fase 1.

El acuerdo, alcanzado el 15 de enero y considerado un gran avance después de una disputa comercial de dos años entre las dos economías más grandes del mundo, estableció objetivos ambiciosos para que China impulse drásticamente las compras de productos agrícolas y manufacturados estadounidenses.

Pero los lazos se agriaron rápidamente después de la pandemia del coronavirus y la imposición de China de una nueva ley de seguridad nacional en Hong Kong.

Ambas partes intercambiaron amenazas y sanciones a personas y empresas, como la plataforma de video china TikTok.

Los datos oficiales también sugieren que las importaciones chinas de productos agrícolas y manufacturados, energía y servicios de EE. UU. están muy por detrás del ritmo necesario para cumplir con el objetivo de aumento del primer año de 77.000 millones de dólares con respecto a las compras de 2017.

Sin embargo, las compras de China han aumentado a medida que su economía se recupera del bloqueo del coronavirus de este año.

El martes, el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, dijo a los periodistas que había pospuesto una revisión del pacto comercial el 15 de agosto, frustrado por el manejo de Beijing de la pandemia del virus.

El Fondo es el mismo y no será una negociación fácil

CRONISTA. Daniel Marx es palabra autorizada si se habla de deuda y negociación con organismos multilaterales, un factor que al margen del acuerdo con bonistas privados, marcará el tono de los próximos meses, con el Gobierno buscando reactivar la economía.

Sostiene que el déficit fiscal creció fuerte por la pandemia pero cree que irá bajando a medida que la economía empiece a estabilizarse. Pero pone el foco en la inflación y el mercado de cambios.

– ¿Cómo ve la economía en este tercer trimestre?

La economía está empezando a movilizarse, estimo que esta tendencia continuará aunque no va a ser todo parejo. Probablemente, tengamos algunos momentos más complicados, por ahí aparezca algún rebrote de inflación superior a la que tenemos o algunas idas y vueltas en el mercado cambiario. Ésas son las cosas a observar.

– Además de inflación y tipo de de cambio ¿qué otras luces amarillas ve hacia fin de año?

Esos son los principales desafíos. Por otro lado, hay que tratar que la reactivación sea lo más amplia posible, porque tal vez se vean sectores, regiones, lugares donde la cosa funciona mejor o más aceleradamente que en otras.

– ¿Qué lugar le asigna al déficit fiscal en la agenda de prioridades en la pospandemia?

Es un tema no menor, un tema a atender pero hoy el déficit fiscal que está afectado por la recesión y la caída de actividad. A medida que la economía se normalice el déficit podrá ir disminuyendo. Algunos dicen que el Gobierno no tiene posibilidad de seguir financiándose y por eso decía que las repercusiones están en el frente inflacionario y cambiario.

– ¿El acuerdo con los bonistas despeja realmente el horizonte de los próximos años?

Es una pieza entre varias que van a ir viniendo, pero no es «la pieza» que despejó todo.

– ¿El próximo paso es negociar con el FMI?

Sí, por el lado de negociaciones está lo del Fondo, pero está también lograr estabilizar la economía argentina y también tener un programa de crecimiento, más allá de la recuperación de la pandemia. Se trata de marcar un rumbo y reglas de juego, llamémoslo plan o no.

– Con el FMI se busca reperfilar vencimientos. ¿Hace falta también pedir más plata?

El Fondo no reprograma pagos, negocia programas que implican desembolsos, que muchas veces se usan para reembolsar vencimientos con el organismo. Habría que entrar en un nuevo programa.

– ¿Hay que buscar un nuevo Stand by o ir a un programa de Facilidades Extendidas?

Hay tres ventanillas que Argentina debería considerar: el tradicional Stand by, otra es la de Facilidades Extendidas y la Asistencia para Emergencias, un programa que el Fondo reactivó ahora para atender situaciones por la pandemia. La última es la más rápida pero los plazos son más cortos y los montos menores. La más recomendable es la de facilidades extendidas, con plazos de devolución entre 5 y 10 años.

– ¿Cómo imagina la negociación con el Fondo?

No va a ser una negociación fácil, para nada.

– ¿El Fondo cambió o no?

Hay matices pero en el fondo, es el mismo de siempre (risas).

– Entonces, hay que ir a la negociación con el casco puesto.

Hay que ir preparados y con la idea de un programa. Sin programa no es aconsejable. El que está a cargo en general tiene una mejor idea de qué conviene o cómo llevarlo adelante.