Maquinaria agrícola: el sector que creó 11.000 empleos en dos años, necesita más gente y no consigue

En plena pandemia de Covid-19, cuando la mayoría de los sectores económicos vivieron un desplome del empleo, fue cuando la maquinaria agrícola se transformó en una suerte de “mosca blanca” del sector privado argentino.

De la mano de una fuerte demanda de parte de los productores, las fábricas han venido creciendo en ventas en los últimos dos años, y eso se tradujo también en un crecimiento del empleo.

Según Eduardo Borri, presidente de la Cámara Argentina de Fabricantes de Maquinaria Agrícola (CAFMA), en 2020 y 2021 el sector creó unos 11.000 empleos.

La cifra, importante de por sí, se torna aún más relevante en términos relativos: significa que los puestos de trabajo aumentaron 40%, desde los 27.000 que había en 2019 (teniendo en cuenta tanto fábricas de maquinaria como de agropartes) hasta los 38.000 actuales.

PLANES SOCIALES O EMPLEO EN EL INTERIOR

Borri presentó estos datos durante una conferencia que encabezó en el marco de AgroActiva, acompañado por los presidentes de las Cámaras sectoriales de Córdoba (Afamac), Luciana Mengo; de Santa Fe (Asima), Ignacio Tanzi; y de Buenos Aires (Magriba), Néstor Cestari.

La paradoja es que incluso podrían estar sumando más recursos humanos en la actualidad, pero les está costando muchísimo conseguirlos, fundamentalmente porque no hay más disponibilidad de personal, o porque mucha gente no quiere trasladarse a las ciudades del interior o dejar sus planes sociales.

“Las empresas que estamos en el interior del interior tenemos dificultades para conseguir gente. Necesitamos que desde las grandes urbes vaya la gente a las pequeñas poblaciones. Y de esa manera transformar los planes sociales en empleo genuino. Estamos subsidiando el desempleo cuando en realidad lo que tenemos que hacer es subsidiar el empleo”, remarcó Borri.

PROS Y CONTRAS DEL PRESENTE

En tanto, a la hora de hablar sobre la coyuntura general del sector, destacó los números que dejó el informe de maquinaria agrícola del INDEC para el primer trimestre, con un nuevo crecimiento interanual luego de que 2021 cerrara con los mejores registros de ventas desde 2007, el mejor año para este rubro.

Sin embargo, reconoció que eso no significa que no existan problemas. “No estamos aislados de la situación que viven todos los sectores: tenemos problemas para conseguir insumos y por la escasez de dólares que complica las importaciones”, expresó.

También sumó el problema de los costos: uno clave, como el acero, se disparó 70% en dólares en un año.

Bajo este panorama, Borri admitió que el techo para el crecimiento del sector podría venir de parte de todas estas restricciones, y no por un ajuste de una demanda que sigue estando muy activa.

“Si los topes para el giro de divisas al exterior no se levantan, que hemos pedido que se eliminen para las pymes que no tienen un alto peso en la salida de dólares, podría estar pasando que existan más restricciones y que los números finalmente se ameseten”, enfatizó Borri.

También mencionó el desafío de exportar más: “En Argentina, el mercado de maquinaria agrícola moviliza U$S 2.000 millones por año, y se exportan solo U$S 100 millones, el 5%”, explicó.

Generated by Feedzy