Las ventas estadounidenses y expectativas ante informe USDA hacen subir a la soja y el maíz.

El trigo de Chicago cae por tercera sesión consecutiva el lunes debido a que la abundante oferta mundial pesó sobre los precios.

La soja sube a pesar de las expectativas de una gran cosecha en EE. UU. pero sustentado por buenas ventas a China, mientras que el maíz se vio respaldado por compras de gangas después de caer el viernes.

El contrato de trigo más activo de la Chicago Board of Trade, cae un 0,5%. Las estimaciones para una gran cosecha de trigo canadiense, los crecientes pronósticos para la cosecha de Rusia, la mejora de las condiciones en Australia y las buenas señales tempranas para la cosecha de trigo de primavera de Estados Unidos están afectando los precios del trigo en el mercado de Chicago. Las producciones regulares en la Unión Europea y la seca en el centro de Argentina, limitaban las pérdidas.

“El trigo permanece bajo presión por las expectativas continuas de suministros globales mayores de lo esperado, mientras que la demanda sufre por la crisis de COVID-19”, dijo Matt Ammermann, gerente de riesgo de materias primas de StoneX. «Las previsiones de cosecha están aumentando en Rusia y Canadá, mientras que se espera que Australia vuelva a estar en los mercados de exportación».

«El clima general favorable para las cosechas en los Estados Unidos está debilitando la soja con lluvias en el Medio Oeste durante el fin de semana y se esperan algunas más, lo que es un buen augurio para la cosecha estadounidense en el mes clave de desarrollo de agosto».

«El maíz ha cambiado poco con el clima de Estados Unidos el cual, en general, es muy positivo».

Se espera que el informe mensual de oferta y demanda mundial del Departamento de Agricultura de los Estados Unidos (USDA) pronostique suministros abundantes para los tres productos básicos. Los analistas también esperan estimaciones elevadas para los cultivos de trigo, maíz y soja de EE. UU.

Parece más probable que se realice una gran cosecha de maíz en EE. UU. mientras la demanda es inestable, dijo Tobin Gorey, director de estrategia agrícola del Commonwealth Bank of Australia.

«Los mercados se están posicionando por delante del informe del USDA sobre las condiciones de los cultivos de EE. UU. más tarde hoy lunes y del informe de oferta y demanda mundial del miércoles, con una imagen positiva de las condiciones de los cultivos de EE. UU. Esperada», dijo Ammermann.

Los importadores chinos aumentarán sus compras de soja de Estados Unidos en el cuarto trimestre para satisfacer la demanda de ganado, aprovechando al máximo el inicio de la temporada de cosecha de Estados Unidos después de que la oferta brasileña existente se agotó en su mayor parte.

Se espera que China, el principal comprador de soja del mundo, traiga alrededor de 8 millones de toneladas de semillas oleaginosas por mes en promedio entre octubre y diciembre, principalmente de Estados Unidos, dijeron cuatro comerciantes y trituradores bajo condición de anonimato.

Se produce en un momento en que China se está quedando muy por debajo de los ambiciosos objetivos de compra de productos estadounidenses establecidos como parte de un acuerdo comercial de fase 1 con Estados Unidos en enero.

«Estamos felices de comprar grandes volúmenes de soja estadounidense en el cuarto trimestre, ya que los márgenes de aplastamiento son excelentes», dijo un comerciante con sede en China con una importante casa comercial.

«La demanda es mucho mejor de lo esperado, no importa de cerdos o aves».

China ha aumentado las importaciones de productos agrícolas estadounidenses, incluidos los porotos de soja, en las últimas semanas mientras intenta cumplir su compromiso en virtud del acuerdo de la Fase 1, pero los comerciantes y analistas dicen que se necesitarían compras «explosivas» para alcanzar el objetivo.

Las compras serían impulsadas por intereses comerciales, dijeron los comerciantes.

«No mucha gente se preocupa mucho por el acuerdo comercial de la Fase 1 ahora, porque los márgenes de crushing (para los porotos de soja estadounidenses) son excelentes y no queda mucha cosecha brasileña en el cuarto trimestre. De todos modos compraremos», dijo una fuente con un trituradora mayor.

Bonos y acciones inician la semana con tendencia mixta

CRONISTA. El mercado continúa acomodándose a este nuevo escenario que planteó el acuerdo entre el Gobierno y los acreedores para reestructurar la deuda. Es que a los significativos avances de los activos financieros locales –concentrados en las horas previas y posteriores al anuncio del acuerdo– le siguieron leves correcciones en el cierre de la semana. Una suerte de recordatorio de que las dificultades que enfrenta la Argentina no se disiparon con el éxito de las negociaciones.×

Mientras el Gobierno y los bonistas afinan los detalles finales del acuerdo anunciado hace una semana, los bonos soberanos en dólares reingresaban este lunes en terreno positivo. Los títulos emitidos bajo ley extranjera trepaban entre 0,35% y 0,80%. Para los que operan bajo ley local, en tanto, la tendencia también era positiva, con subas de hasta 1,7% encabezados por el Bonar 2037.

“La reacción inmediata del mercado al acuerdo con los acreedores, sin gran sorpresa, fue positiva en los distintos activos financieros locales. No obstante, no es un movimiento que podemos calificar como una tendencia sostenible. De hecho, tras este puntual comportamiento, hubo toma de ganancia en acciones y nueva presión alcista sobre la brecha, mientras tanto, los bonos en dólares, ganaron entre 6/8% a lo largo de la semana, para promediar niveles de u$s 46/48 y ajustarse así un poco más al VPN de la oferta. De hecho, aún tras el rally observado, éstos siguen reflejando un potencial upside del 10/12% con respecto al VPN de u$s 54,6 que se ofrece, si se considera una exit yield del 10%”, analizó Porfolio Personal Inversiones (PPI) a través de un informe.

“Con la aprobación de la deuda ley local en el Congreso y muy cerca de lograr así reestructurar la totalidad de la deuda privada, el foco se traslada al proceso de negociación con el FMI. El Gobierno deberá empezar a negociar una deuda de u$s 44.000 millones que comienza a amortizar a partir del 2021, con importantes vencimientos en 2022 y 2023 (cerca de u$s 18.000 millones por año)”, agregó el trabajo.

Distinto era el escenario para la renta variable local. Pese a haber iniciado la jornada con tono positivo, las acciones de las compañías argentinas se tiñeron de rojo este lunes y mostraban mayoría de retrocesos tanto en Buenos Aires como en Wall Street.

En Nueva York, donde los índices de referencia operaban mixtos, los adrs locales se mostraban mayormente negativos. Caían casi un 1% en promedio y caían hasta 7,5% en una rueda en la que sobresalía el desplome de Mercado Libre, pese a haber presentado este lunes números positivos en su balance del segundo trimestre del año