La cosecha, una oportunidad de control “no químico” de las malezas

Cuando se habla de control de malezas, pocas veces se hace referencia al momento de la cosecha de granos.

Sin embargo, es una etapa clave, no solo porque permite evitar la dispersión de semillas de aquellas plantas que lograron escapar al control químico, sino también prevenir el ingreso de simientes provenientes de otros lotes.

En primer término, en ese sentido, hay un paso a paso fundamental para evitar la dispersión de malezas en cosecha:

-Monitoreo previo: para ubicar los manchones de malezas más difíciles.
-Eliminar los manchones: de ser posible, con algún método selectivo o manual.
-Limpieza de la cosechadora: previo al ingreso al lote, es clave en la prevención del ingreso de semillas resistentes desde otras zonas, establecimientos o lotes.
-Comenzar la cosecha por las cabeceras: esto facilitará el control de malezas en ese sector.
-Planificar la cosecha: dejar los lotes más enmalezados para lo último.
-Nunca cosechar manchones de malezas problemáticas.
-Un banco con menos reservas

Uno de los problemas que tienen muchas especies es su tasa de reproducción. Por ejemplo, una sola planta de rama negra puede producir más de 300.000 semillas.

Generated by Feedzy