China sigue comprando soja y el mercado se afirma.

Los futuros de soja en Chicago se disparan este miércoles, después de una caída en el día de ayer, mientras los operadores esperaban los resultados de la cosecha de Estados Unidos y las señales de una mayor demanda china.

La soja se había recuperado la semana pasada por encima de los 10 dólares por primera vez en dos años antes de ver una toma de ganancias el martes impulsada por una estimación de crushing de soja en Estados Unidos que fuera menor de lo esperado para agosto.

El maíz se mantuvo casi sin cambios, consolidándose después de un máximo de seis meses a principios de esta semana, ya que los comerciantes esperaban principalmente que la cosecha de Estados Unidos se acelerara.

El trigo opera sin cambios.

«Los mercados de cereales se mezclaron de la noche a la mañana, ya que los operadores se detienen para recuperar el aliento tras la reciente subida significativa», dijo la corredora Allendale en una nota.

El contrato de soja más activo en el Chicago Board of Trade Sv1 sube usd 6.50 por tonelada y el maíz CBOT lo hace usd 0.89 por tonelada de ganancia.

Es probable que el clima seco que se espera en el Medio Oeste ayude a impulsar el ritmo de cosecha de grandes cultivos de maíz y soja de EE. UU. Pero la soja alcanzó un máximo desde junio de 2018 por encima de los 10 dólares por bushell el lunes, respaldada por la fuerte demanda china.

El Departamento de Agricultura de Estados Unidos (USDA) informó este miércoles ventas de 327.000 toneladas de soja estadounidense a China lo que volvió a impulsar el precio del complejo sojero en Chicago.

En el mercado del trigo, un grupo de exportadores franceses dijo que Argelia había decidido cambiar sus términos de licitación de importación para permitir que se ofrecieran orígenes del Mar Negro como el trigo ruso.

Otra analista reduce el pronóstico de exportaciones francesas de trigo blanco

PARÍS, 16 de septiembre (Reuters) – La oficina agrícola FranceAgriMer redujo el miércoles su pronóstico de las exportaciones francesas de trigo blando en la actual temporada 2020/21, ya que tuvo en cuenta las revisiones a la baja de una cosecha afectada por el clima.

En sus últimas previsiones de oferta y demanda, FranceAgriMer fijó las exportaciones de trigo blando francés fuera de la Unión Europea esta temporada en 6,6 millones de toneladas, por debajo de una proyección inicial de 7,75 millones en julio y ahora un 51% por debajo de un récord de 13,46 millones de toneladas en 2019/20.

Al igual que otros pronosticadores, FranceAgriMer ha estado anticipando una fuerte caída de las exportaciones en 2020/21 después de que la cosecha de trigo de Francia cayera alrededor de una cuarta parte este año debido al clima adverso.

La oficina tuvo en cuenta la estimación del Ministerio de Agricultura francés de la cosecha de trigo blando de Francia 2020 que se ha reducido a 29,5 millones de toneladas desde un pronóstico inicial de 31,3 millones en julio.

Francia enviaría entre 1,5 y 2,5 millones de toneladas a Argelia, muy por debajo de al menos 5 millones de toneladas en años anteriores, también debido a un cambio esperado en los términos de la licitación de importación que abriría la puerta a los orígenes del Mar Negro, Thierry de Boussac, representante de Dijo el grupo francés de exportadores de granos Synacomex.

Las ventas a China, estimadas entre 800.000 y 900.000 toneladas en lo que va de la temporada, deberían alcanzar al menos 1 millón de toneladas en total durante la temporada 2020/2021, posiblemente hasta 2 millones siempre que el trigo francés siga siendo competitivo y China tenga necesidades crecientes tanto de consumo humano como de producción. uso de alimento, también dijo.

Las exportaciones a Marruecos, otro mercado tradicional para el trigo francés, se estimaron en alrededor de 1 millón de toneladas en 2020/21, mientras que África occidental importó entre 1 y 1,5 millones de toneladas del grano.

Las exportaciones de trigo blando esperadas a otros países de la UE y Gran Bretaña en 2020/21 se revisaron a la baja a 6,4 millones de toneladas desde una perspectiva inicial de 7 millones de toneladas en julio.

Las existencias de trigo blando al final de esta campaña se proyectaban ahora en 2,9 millones de toneladas, en comparación con un pronóstico inicial de 2,6 millones de julio.

Eso en comparación con las existencias finales estimadas para 2019/20 de 3,0 millones de toneladas.

Egipto compra trigo más barato en Polonia

DUBÁI / HAMBURGO, 16 de septiembre (Reuters) – La oferta más baja presentada el miércoles en la última licitación estatal de compra de trigo internacional de Egipto fue de 228,43 dólares la tonelada por 60.000 toneladas de trigo polaco. La oferta fue presentada por Casillo.

El comprador estatal de granos de Egipto, la Autoridad General de Suministros de Productos Básicos (GASC), está buscando una cantidad no especificada de trigo para su envío del 10 al 20 de noviembre.

GASC dijo que pagaría el grano utilizando cartas de crédito que garantizan el pago dentro de los 180 días.

Los resultados deben presentarse más tarde el miércoles.

«Los precios de exportación de la región del Mar Báltico, incluida Polonia, están empezando a parecer más baratos en comparación con el Mar Negro», dijo un comerciante europeo.

Egipto, el mayor importador de trigo del mundo, aumentó sus compras de grano en casi un 40 por ciento interanual en los primeros dos meses de esta temporada de compras, y su ministerio de suministros recibió instrucciones de mantener seis meses de reservas estratégicas en respuesta al COVID-19.

La Reserva Federal de EEUU mantendría bajas las tasas de interés

16 de septiembre (Reuters) – Se espera que la Reserva Federal concluya su última reunión de política el miércoles con pronósticos económicos algo más optimistas, pero un compromiso renovado de mantener bajas las tasas de interés mientras la mayor economía del mundo necesite recuperarse de su desaceleración más profunda en décadas.

La reunión de dos días es la primera del banco central de EE. UU. Bajo un marco recientemente adoptado que promete disparar a una inflación por encima del 2% para compensar períodos, como ahora, en los que está por debajo de ese objetivo. La estrategia significa que la Fed no quitará el pie del acelerador monetario incluso si el desempleo continúa cayendo a un ritmo más rápido de lo esperado.

Los funcionarios de la Fed no parecen estar preparados para traducir ese marco en una promesa explícita de mantener la tasa de préstamos a un día clave del banco central en su rango actual de 0% a 0,25% hasta que se cumplan ciertos parámetros económicos, por ejemplo, una inflación del 2,5%.

El Comité Federal de Mercado Abierto que fija las tasas está programado para publicar su declaración de política y un resumen de las nuevas proyecciones económicas a las 2 p.m. EDT (1800 GMT). El presidente de la Fed, Jerome Powell, realizará una rueda de prensa virtual media hora más tarde.

«Esperamos que el Comité adopte este tipo de orientación futura basada en resultados para fin de año», escribió Lewis Alexander, economista jefe de Nomura para Estados Unidos, en una nota antes de la reunión de la Fed de esta semana.

Pero es probable que la Fed cierre esta reunión con otras señales de su compromiso a largo plazo con una política monetaria flexible, dijeron Alexander y otros analistas.

La publicación de datos decepcionantes sobre las ventas minoristas el miércoles proporcionó un recordatorio de por qué la economía necesita apoyo.

Las ventas minoristas básicas, que excluyen automóviles, gasolina, materiales de construcción y servicios alimentarios, disminuyeron un 0,1% en agosto, informó el Departamento de Comercio, una señal de que la caducidad de un beneficio de desempleo semanal suplementario de $ 600 en julio está perjudicando la capacidad de gasto de los consumidores.

Los mercados de valores de Estados Unidos aún abrieron al alza a pesar de la advertencia sobre los riesgos para la recuperación de Estados Unidos de la recesión provocada por la epidemia de coronavirus.

Alzas en las acciones esadounidenses

16 de septiembre (Reuters) – Los principales índices de Wall Street subieron el miércoles, ya que los inversores esperaban que la Reserva Federal continuara manteniendo bajas las tasas de interés durante un período prolongado, con resultados trimestrales optimistas de FedEx que también impulsaban la confianza.

La reunión de dos días del banco central es la primera en un marco recientemente adoptado que promete disparar a una inflación por encima del 2% para compensar los períodos en los que está por debajo de ese objetivo.

«La Fed ha dejado muy en claro que las tasas de política se mantendrán cerca de cero hasta donde alcanza la vista», dijo Seema Shah, estratega jefe de Principal Global Investors.

«Sin embargo, los mercados estarán impacientes por recibir orientación adicional sobre cómo utilizarán su conjunto de herramientas más amplio si quieren que la inflación alcance el 2% durante el horizonte de pronóstico, y mucho menos que se sobrepase».

Los principales índices de Wall Street se han recuperado después de una caída impulsada por la tecnología que empujó al índice Nasdaq Composite .IXIC a un territorio de corrección en solo tres sesiones.

Después de caer durante dos semanas seguidas, el índice de referencia S&P 500 .SPX se ha recuperado un 1,8% en las dos últimas sesiones, pero los datos mixtos han mantenido a los inversores nerviosos sobre el ritmo de la recuperación económica.

Las últimas cifras mostraron que el gasto del consumidor estadounidense se desaceleró en agosto, con un indicador clave de las ventas minoristas que descendió inesperadamente.

Argentina: Dólar CCL y MEP trepan más de $4 y la brecha supera el 75% tras nuevas restricciones para acceso al mercado oficial

Tras la batería de medidas lanzadas por el BCRA y el Gobierno para frenar la pérdida de reservas, el spread entre el dólar oficial y los financieros crece 6 puntos. El nuevo dólar solidario, con impuesto del 35%, cotiza a $139,61.

Tras un nuevo endurecimiento del cepo cambiario, que restringe el acceso a divisas tanto para individuos como para empresas en el mercado oficial, el spread entre el dólar mayorista y los tipos de cambio paralelos sube de manera significativa.

El dólar Contado con Liquidación (CCL) trepa $4,63 (3,6%) hasta los $132,92, por lo cual la brecha asciende hasta el 76,6% desde el 70,6% registrado en la jornada previa. En el mismo sentido, el dólar MEP o «Bolsa» aumenta $4,75 (3,9%), lo cual lleva hace crecer la brecha desde el 62,3% hasta el 68,5%.

Para frenar el drenaje de reservas, la entidad que preside Miguel Ángel Pesce dispuso que las empresas podrán acceder en el mercado de cambios al equivalente del 40% de sus obligaciones de deuda y que las compras con tarjeta de crédito en el exterior se descontarán del cupo de u$s200 mensuales del dólar ahorro.

Con los mismos objetivos, la AFIP establecerá una percepción del 35% de impuesto a las Ganancias para la compra de dólar ahorro, incluidas las compras con tarjeta en el exterior.

Ayer, previo a las medidas pero ya con la normalización de las operaciones de los nuevos bonos, los dólares financieros retrocedieron hasta $2. Con el inicio de la negociación de los nuevos Bonar nominados en dólares tras el reciente canje de deuda, que logró el Gobierno con una importante adhesión, el mercado comenzó a ganar profundidad, y por ende, mayores referencias para los tipos de cambio implícitos.

El dólar minorista comenzó la jornada con un aumento de 19 centavos que lleva la cotización hasta los $79,55. Aplicando el impuesto PAIS del 30%, la divisa se opera en los $103,42. Adicionalmente, debido a la ercepción del 35% a cuenta de los impuestos a las Ganancias y sobre Bienes Personales, el «solidario» pasaría a costar $139,61.

En la apertura se registraron dificultades para la compra de dólares por homebanking debido a que las entidades financieras están readecuando sus sistemas a las nuevas medidas. Desde el Banco Nación aseguraron que están trabajando para normalizar cuanto antes la operatoria pero aun no saben cuando.

Por su parte, el dólar mayorista abrió con una suba de seis centavos respecto del martes, a $75,25, en línea con la postura de venta del BCRA.