Chicago parece llegar a un piso, y luego los bajos precios rebotan

Los futuros de maíz, el trigo y la soja en la rueda  nocturna de Chicago subieron el martes en una ronda de búsqueda de gangas después de la reciente debilidad de los precios.

Los mercados generalmente ignoraron el último informe de condiciones de cultivo del Departamento de Agricultura de EE. UU. (USDA) que indica un buen progreso con las siembras de maíz de EE. UU., aunque los comerciantes señalaron que el USDA dijo que la condición del trigo de invierno de EE. UU. bo era tan buena como se esperaba.

El contrato de maíz más activo de Chicago Board of Trade subió un 0,8% a usd 124.21 por tonelada. El maíz cayó el lunes y se mantiene cerca de los mínimos de 10 años y medio alcanzados la semana pasada debido a la caída de la demanda de energía debido a la pandemia mundial de coronavirus que amenaza la producción de etanol a base de maíz.

El trigo sube 0.7% a usd 193.91 por tonelada y la soja aumentó 0.2% a usd 308.37 por tonelada.

«Los mercados están entrando y saliendo del territorio positivo hoy con cierto apoyo para la compra de precios de oportunidad visto después de las recientes caídas de precios», dijo Matt Ammermann, gerente de riesgo de materias primas en INTL FCStone. «Hay cierta esperanza en el fondo de que Estados Unidos y otras economías comenzarán nuevamente en el futuro cercano después de los bloqueos de coronavirus».

«Esto aumentaría la esperanza de algún retorno a la normalidad económica. La lluvia está cayendo en partes de Europa y el Mar Negro, lo que es positivo para los cultivos de trigo allí».

El USDA dijo después del cierre del mercado el lunes que los agricultores estadounidenses pudieron plantar el 27% de sus acres de maíz previstos hasta el domingo, por encima del promedio de las estimaciones de los analistas del 22% en una encuesta de Reuters.

El USDA también dijo que los agricultores estadounidenses plantaron el 8% de su superficie de soja prevista para el domingo, lo que coincide con la estimación de la soja en la encuesta de Reuters.

Pero el USDA calificó el 54% de la cosecha de trigo de invierno de EE. UU. en buenas a excelentes condiciones, una caída del 57% la semana anterior. Los analistas encuestados por Reuters en promedio no esperaban ningún cambio.

Para el trigo de primavera, el USDA dijo que la cosecha estaba plantada en un 14%, rezagando el promedio de cinco años del 29% y por debajo del promedio de las expectativas de los analistas en el 18%.

«El informe de progreso de la cosecha semanal del USDA dijo que el trigo de invierno de EE. UU. Disminuyó durante la semana y que las siembras de trigo de primavera fueron más lentas de lo previsto», dijo Ammermann. «Pero por lo demás, el informe del USDA mostró un progreso decente con la siembra de maíz y soja de Estados Unidos sin ningún motivo de preocupación en este momento».

Cierres en frigoríficos estadounidenses provocan problemas en las granjas de cría

Con la pandemia perjudicando a la industria del envasado de carne, el granjero de Iowa, Al Van Beek, no tuvo dónde enviar sus cerdos adultos para dejar espacio a los 7,500 lechones que esperaba de su operación de cría. La crisis obligó a una decisión que todavía lo preocupa: ordenó a sus empleados que inyectaran a las cerdas gestantes, una por una, que les haría abortar a sus cerdos.

Van Beek y otros agricultores dicen que no tienen más remedio que sacrificar el ganado, ya que les falta espacio para albergar a sus animales o dinero para alimentarlos, o ambos. Las compañías de carne más grandes del mundo, incluidas Smithfield Foods Inc SFII.UL, Cargill Inc CARG.UL, JBS USA JBS.UL y Tyson Foods Inc TSN.N, han suspendido las operaciones en aproximadamente 20 mataderos y plantas de procesamiento en América del Norte desde abril por trabajadores enfermos o con potencial de hacerlo, avivando los temores mundiales de escasez de carne.

Los lechones de Van Beek son víctimas de una crisis de la industria alimentaria que comenzó con el cierre masivo de restaurantes, volcando la cadena de suministro de ese sector, abrumando el almacenamiento y obligando a los granjeros y procesadores a destruir todo, desde la leche hasta las verduras de ensalada y los animales. Los procesadores preparados para servir a la industria de servicios de alimentos no pueden cambiar de inmediato a las tiendas de abarrotes.

Millones de cerdos, pollos y ganado serán sacrificados debido al cierre de los mataderos, lo que limitará los suministros en las tiendas de comestibles, dijo John Tyson, presidente del principal proveedor de carne estadounidense Tyson Foods.

El cerdo se ha visto especialmente afectado, con una producción diaria reducida en aproximadamente un tercio. A diferencia del ganado, que se puede alojar afuera en el pasto, los cerdos estadounidenses se engordan para sacrificarlos dentro de edificios con temperatura controlada. Si se alojan demasiado tiempo, pueden crecer demasiado y lesionarse. Los establos deben vaciarse enviando cerdos adultos a la matanza antes de la llegada de nuevos lechones procedentes de cerdas que se impregnaron justo antes de la pandemia.

«No tenemos a dónde ir con los cerdos», dijo Van Beek, quien lamentó el desperdicio de tanta carne. «¿Qué vamos a hacer?»

En Minnesota, los granjeros Kerry y Barb Mergen sintieron que sus corazones latían con fuerza cuando un equipo de Daybreak Foods Inc llegó con carros y tanques de dióxido de carbono para sacrificar a sus 61,000 gallinas ponedoras a principios de este mes.

Más sobre el informe de ayer del USDA

En el día de ayer el Departamento de Agricultura de los Estados Unidos (USDA) publicó un nuevo informe semanal sobre el Progreso de los Cultivos.

La siembra de maíz mostró un avance muy importante en la última semana, progresando unos 20 puntos porcentuales, hallándose completa sobre el 27% del total de área previsto al domingo; esto se ubicó significativamente por encima de lo esperado por los analistas (22%) y del promedio de los últimos cinco años (20%). A su vez, el 3% de los lotes se encuentran ya en emergencia.

Por otro lado, la siembra de soja comienza de a poco a tomar dinamismo, alcanzando a fecha del domingo un avance del 8%, un progreso de 6 p.p. en la última semana. Esto se ubicó en línea con lo esperado por los analistas en la previa, y duplica el avance del año pasado a la misma semana.

El organismo continuó rebajando la condición de los cultivos de trigo de invierno en EE.UU., ahora el 54% de los cultivos se categorizan como buenos/excelentes, 3 p.p. por debajo de su informe anterior y de la previsión de los especialistas; USDA ya lleva un recorte de 8 p.p. en esta categoría desde el primer reporte, hace dos semanas. Por otro lado, el 21% del trigo de invierno está ya en estado de espigazón.

Por último, la siembra de trigo de primavera se retrasa en relación a las últimas campañas, alcanzando a fecha del domingo un avance sobre el 14% del área prevista, por debajo de lo esperado por los analistas (18%), y 15 p.p. por debajo del promedio de los últimos cinco años. Por otra parte, apenas el 4% de los cultivos alcanzaron la emergencia.

Coronavirus: Las cinco vacunas que ya se están probando en humanos 

CRONISTA. La pandemia global de coronavirus COVID-19 generó que miles de laboratorios, profesionales de la salud y médicos redoblaran sus esfuerzos y trabajen contra reloj en búsqueda de una vacuna que permita combatir la propagación del virus.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), ya existen ya más de 70 proyectos en desarrollo alrededor del planeta.

No obstante, cinco de esos trabajos ya recibieron autorización para iniciar los ensayos en seres humanos. Y hay dos que se encuntran más avanzados que el resto.

Cuáles son

Mientras buena parte del mundo aguarda con impaciencia por los resultados, la biotecnológica Moderna fue la primera firma en iniciarlos.

Detrás aparecieron Inovio y la china CanSino. No obstante, recientemente, recibió la aprobación para poner en marcha sus proyectos la alemana BioNTech.

Por otro lado, el Reino Unido ya vacunó a los primeros voluntarios de los más de 1.000 que participan en su ensayo.

No obstante, esto no significa que la vacuna vaya a estar pronto disponible para la población mundial.

Si bien algunas firmas adoptaron algunos “atajos” para llegar a las pruebas en humanos, los resultados tardan en llegar y los ensayos requieren varias fases.

Cada fase incluye a un mayor número de personas de diferentes perfiles para garantizar la seguridad y la efectividad de la vacuna.

Pero se debe ser cauteloso con el tema de los tiempos. ¿Por qué? Los procesos de aprobación de una vacuna pueden llegar a durar una década.

Esto es lo que se sabe sobre los dos candidatos más adelantados que realizan pruebas en la actualidad.

-La biotecnológica estadounidense Moderna

Fue la primera en empezar los ensayos clínicos en humanos. La biotecnológica estadounidense consiguió un candidato vacunal tan sólo 63 días después de que los científicos chinos secuenciaran el virus de genoma -una información que ayudó a acelerar la investigación sobre el virus en todo el mundo- y fue la primera en iniciar los ensayos clínicos en humanos.

La compañía obtuvo permiso para alterar el orden establecido en las fases de prueba de la vacuna y comenzar los ensayos en humanos antes que en los animales.

Fortalezas: La plataforma tecnológica que utiliza la empresa permite crear una vacuna de una forma más rápida y barata a la habitual utilizando ARN mensajero frente al enfoque tradicional que apuesta por introducir un virus atenuado.

Debilidades: La tecnología de Moderna desató grandes expectativas incluso antes de la crisis del coronavirus, la compañía protagonizó en 2018 la mayor salida a Bolsa de una biotecnológica, pero hasta ahora no logró comercializar ni una sola vacuna o fármaco.

Asimismo, las pequeñas instalaciones de la compañía pusieron en duda la capacidad de la empresa para fabricar en masa las dosis en caso de probarse su efectividad, algo esencial cuando se trata de combatir una pandemia.

Plazo estimado: Llevará al menos de 12 a 18 meses saber si la vacuna de Moderna, o cualquier otra, es segura y efectiva, tal como repitió en varias ocasiones Anthony Fauci, líder durante mucho tiempo de la unidad de enfermedades infecciosas del NIH, un grupo de instituciones gubernamentales estadounidenses cuyo objetivo es la investigación médica.

-Inovio apuesta por el ADN para su vacuna

La biotecnológica estadounidense Inovio trabaja en el desarrollo de tratamientos personalizados contra el cáncer, pero se puso a trabajar en una vacuna contra el COVID-19 cuando estalló la crisis contando con el respaldo de la Fundación Bill y Melinda Gates.

La compañía comenzó la fase I de los ensayos en humanos con 40 voluntarios a principios a de abril.

Fortalezas: Su trabajo no comenzó de cero, ya que la compañía completó previamente un estudio de fase 1 para una vacuna de ADN candidata para el MERS, donde mostró resultados prometedores.

Asimismo, la tecnología que apuesta por el ADN también es más rápida que el modelo clásico.

En cuanto a la capacidad de fabricación, gracias al apoyo de la Fundación Bill y Melinda Gates y otras ONG, pudo producir miles de dosis en tan solo dos semanas y asegura que está preparada para fabricar hasta un millón de dosis si los resultados son prometedores.

Debilidades: Al igual que ocurre con Moderna, la tecnología con ADN todavía no produjo ninguna vacuna aprobada para humanos, aunque sí para animales. De hecho, Inovio existe desde hace 4 décadas y no consiguió aprobar ningún producto.

Plazo estimado: La compañía espera obtener los primeros datos de los resultados de las pruebas a finales del verano. Su consejero delegado, J. Joseph Kim, aseveró que es «posible» que la vacuna esté lista entre un año y 18 meses.